lunes, 14 de enero de 2013

GAME OVER


Cuando era pequeño recuerdo una vez entrar a una casa de un vecinito que en si ni era amigo mío sino de mi hermano mayor, y lo que vi esa noche no tuvo comparación, en la pantalla de aquel televisor a color estaba este carrito verde que dispara balas y misiles y salvaba soldados. De una caja gris (Nintendo) salía un cable que en su extremo tenía un control que utilizaba el vecinito para mover el tanque. Y yo con los ojos como dos huevos tibios, loco por coger el control y jugar.

Recuerdo que él tenía mucha destreza para vencer y yo en mi inocencia les decía que quería jugar, pero ellos me decían que eso era para grandes. Recuerdo que él le paso el control a otro amiguito para que jugara pero este no tenía la misma destreza y perdió.

Así es la vida, como en los vídeos juegos, nuestro final depende de quien tenga el control, el que lo tenga nos guiará con destreza a través de todas las dificultades que se presenten hasta hacernos vencedores o simplemente nos darán GAME OVER y habremos perdido el juego,  hay juegos que nos permite continuar, en el mismo lugar donde perdimos pero hay otros que nos hace empezar desde cero. Ahora les digo que existe una pequeña diferencia entre la vida y los vídeos juegos, que cuando se trata de la salvación de nuestra alma no podremos volver a jugar si perdemos.

Si tomamos el control de nuestras vidas es muy probable que muchas cosas no nos salgan bien o si entregamos el control a la persona equivocada, a aquella que solo vino a robar, matar y destruir,  nos llevará a la perdición, pero estoy 100% seguro que si ponemos el control del juego de nuestra vida en las manos de Dios al final venceremos.

Super Mario Bros no llegaba solo a rescatar la Princesa, alguien con destreza lo guiaba hasta cumplir su propósito.

Solo existe una forma de poner el control de nuestras vidas en las manos del creador y es a través de Jesús.



Dice la Biblia:
Juan 14:6 Yo soy el camino, la verdad y la vida, nadie llega al Padre si no es por mí.
1 Timoteo 2:5 Porque existe un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo Hombre.

Espero que te haya gustado, de ser así compártelo con tus amigos y familiares.

Dios te bendiga
Cristian Combes

No hay comentarios:

Publicar un comentario