martes, 31 de julio de 2012

Pasajeros


Alguna vez te ha tocado tomar a diario, a la misma hora un auto bus, siempre sales y te detienes en la misma parada y esperas, si llevas tiempo haciendo esto te darás cuenta que a menudo empezaras a compartir con personas que hacen lo mismo que tú, que todos los días a la misma hora y en la misma parada esperan el auto bus, con diferentes destinos pero por la misma ruta. Hasta llegan a establecer esa especie de amistad de pasajeros que tiende a ser superflua pero a la vez con cierto nivel de respecto. Hablan de política, de religión de temas del momento, del salami, entre otras cosas, pero hay días que simplemente todos van en silencio.

Llega un día que te tienes que mudar y de repente ya esas personas que veías y saludabas a diario  ya no serán parte de tu vida. Son amistades pasajeras.

En nuestra vida vendrán personas así, los encontraras en el trabajo, en la universidad, en la escuela, en el gimnasio, en la iglesia y en muchos lugares más, algunos dejaran marcas en tu vida, sellos de alegría, experiencias de sus vidas, otros dejarán a lo mejor una especie de dolor, debido a que tuviste algún roce negativo con esa persona o que quizás llegó a ser algo más que una superflua amistad, pero alguna experiencia de ellos te llevarás. Lo importante de esto es saber sacar lo bueno de estas amistades pasajeras, de esos que llegan y se van, saber que  a tu vida algo bueno pudieron aportar aún de los que te hicieron daño.

Si encuentras que tu vida se torna rutinaria y aburrida, abre los ojos bien, porque puede ser que te estés perdiendo de los detalles que le dan sentido a esta vida.

Dios te bendiga.

Cristian Combes
cristiancombes.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario